Leer como escritor

Hace unos días leí un artículo en el que se denunciaba la poca predisposición de los autores noveles actuales a no leer, ni siquiera sus propias obras. Hoy, hablando con mi hermana, he podido contrastar la importancia que tiene una buena lectura, sobre todo como escritor, a la hora de perfilar y mejorar tu propia novela. El artículo de hoy quiero dedicarlo a la importancia de la lectura por placer y, sobre todo, la lectura para mejorar como uno de los pilares fundamentales a la hora de escribir una buena novela.
No nos han fomentado la lectura, por lo menos no a mí, cuando íbamos al colegio. Hay estudios que corroboran que los españoles leemos muy poco. Teniendo en cuenta que el libro más vendido en España desde hace tiempo es la autobiografía de una contertuliana de programas del corazón de cierta cadena de televisión, creo que con eso se dice todo. Creo de verdad que no nos han sabido transmitir la idea de lo que una buena lectura y un buen libro puede hacer en nosotros mismos. Yo soy una lectora asidua de novelas de género fantástico, ¡amo la Fantasía! Y me he visto, muchas veces, en una conversación teniendo que defenderme de por qué me gusta la fantasía. Una persona muy querida me llegó a aconsejar que lo dejase porque eso no me iba a ayudar como persona ni como adulta. Un mal consejo, de esos vamos a recibir a patadas.
 
Ahora bien, ¿es cierto que hay que leer unos géneros por encima de otros? ¿Es cierto que la gente es vaga por no leer? ¿Estamos obligados a leer si queremos ser escritores?
 
Todos debemos leer lo que nos guste. Punto pelota. Da igual que te gusta la novela negra, como la ciencia-ficción, como las historias YA de amor paranormal. Estás en tu derecho de leer lo que te dé la gana. Siempre que alguien te diga que no leas un libro porque no es para tu edad, sonríe a esa persona y tómatelo como un mal consejo, porque no es más que eso. No creo que la gente no quiera leer, creo que a la gente se la desmotiva para leer. Si no te gusta el último Premio Planeta, o la última novela de la que han hecho una serie o película, si no crees que ese libro de realismo sucio sea lo mejor del mundo… Parece que se quiera convencer a la gente de que si quiere leer libros en los que no se asesina a nadie, ni la vida es una tragedia constante abocada al suicidio, ya no eres un buen lector. Bueno, lo repito. Leer no es una obligación, sino un placer. Si no te gusta un libro, coge otro. La única manera de adquirir un hábito de lectura es encontrando tu género y disfrutándolo. Hay millones de libros, alguno te gustara. Seguro. Te lo garantizo.
 
Para responder a la última pregunta, tengo que decir que no es obligatorio leer para ser escritor. Ahora bien, si quieres ser mejor escritor y escribir buenas historias. Sí, tienes que leer y mucho. El problema es que cuando la gente dice «tienes que leer y mucho», suena a como si tuvieses una montaña de libros de tamaño ciclópeo y aburridísimos a los que echar mano. No, en absoluto. Leer mucho significa disfrutar mucho. Aquí es donde viene una de las claves que me enseñaron en Escuela de Escritura Creativa: leer como escritor.
 
¿Qué significa leer como escritor? Significa enfrentarte a una novela como algo que te puede aportar, que te puede enseñar. Coge un párrafo que te haya gustado mucho de una novela que hayas leído recientemente y pregúntate: ¿por qué la he disfrutado tanto? Puede que sea el ritmo. Frases cortas, concisas. Acciones constantes que te hacen preguntarte que pasará después. Puede que sean las descripciones. No, no me refiero a esas parrafadas eternas de descripciones pormenorizadas que no se acaban nunca, y cuando llegas al siguiente párrafo no sabes ni lo que has leído. Me refiero al detalle, descripciones que te las puedes imaginar porque ves cosas singulares, únicas, que te vienen a la cabeza sin esfuerzo ni concentración. O puede que sean los diálogos, naturales, en los que los personajes hacen una pregunta que se responderá más tarde. Eso es leer como escritor, enfrentarte a un libro como un profesor al que le puedes hacer miles de preguntar para aprender más del que quieres que sea tu oficio.
 
Puedes hacer lo contrario. Puedes preguntarte por qué no te ha gustado ese párrafo o ese libro. Quizás los personajes son demasiado planos y no te aportan nada. Puede que las escenas no sean creíbles y te acabes preguntando siempre un «¿qué?» al final. Puede que los personajes se dediquen a hacer soliloquios, introspecciones sin venir a cuanto, mientras no pasa nada en la novela y solo son páginas y páginas de quejas y moqueos.

 

Todo esto es leer como escritor. Es aprender de cada libro, sacarle todo el jugo que puedas. Porque no nos engañemos, si hasta estas lecturas se hacen tediosas o ves que no puedes continuar, hay miles de libros esperándote. Después de todo, si quieres ser escritor es algo a lo que te vas a tener que enfrentar, a horas de correcciones y por tanto de lecturas. No es algo tedioso, que no te mientan. Escribir y leer tienen que ser un placer.

4 Replies to “Leer como escritor”

  1. Cuando el escritor deja de leer, comienza a sentirse vacío. Es gracias a las lecturas, que tenemos un estilo propio, conocemos cosas que dan inicio a nuevos mundos. Cuando uno cae en la cuenta de leer como escritor, lecturas buenas y malas son bien recibidas. Se aprende a diferenciar la calidad literaria de las obras, lo que nos hace mejores escritores. Gracias por este post,

    1. Gracias a ti por este bonito comentario :)

  2. Gracias por los consejos..me encanta leer pero una lectura a conciencia es diferente y sirve más para escribir ..lo voy a tener más encuentra ..

    1. ¡Gracias por comentar, Paola! Espero que te ayuden y que disfrutes más de tus lecturas.

Deja un comentario